Discurso de toma de protesta de Presidenta Municipal de Cuautitlán Izcalli

MENSAJE DE ALEJANDRA DEL MORAL VELA, DURANTE SU TOMA DE PROTESTA COMO PRESIDENTA MUNICIPAL DE CUAUTITLAN IZCALLI PARA EL PERIODO 2009-2012.

Cuautitlan Izcalli, Estado de México; a 17 de agosto del 2009.

 

Actitud esperada

  • Institucional (atender las formas republicanas)
  • Prudente (cero revanchas, quejas o enconos)
  • Discurso realista y propositivo

 

Doctor David Korenfeld Federman, Secretario del Agua y Obras Públicas del Gobierno del Estado de México; y representante personal del gobernador Enrique Peña Nieto.

 

Licenciado David Ulises Guzmán, presidente municipal saliente de Cuautitlan Izcalli;

 

Ciudadanos integrantes del Cabildo;

 

Habitantes de nuestro municipio:

 

De acuerdo con las formalidades establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y en la propia del Estado Libre y Soberano de México, he rendido protesta como presidenta municipal de Cuautitlan Izcalli.

 

Al asumir esta alta responsabilidad, expreso mi profunda gratitud a quienes, en libre ejercicio de su voto, hicieron posible la integración de este ayuntamiento.

 

A quienes no votaron, o lo hicieron por una opción distinta, manifiesto mi respeto.

 

A quienes fueron dignos adversarios en la campaña, mantengo siempre mi mano extendida, mis oídos atentos y mi palabra empeñada para sostener un diálogo constructivo.

 

Como orgullosa integrante del Partido Revolucionario Institucional, a todos los habitantes de Cuautitlan Izcalli, les reitero con claridad, mi compromiso de gobernar para el bienestar de todos, sin distingo alguno.

 

Inspirada en el gobernador del Estado de México, Enrique Peña Nieto, asumo una conducta política basada en 5 preceptos:

  1. El cumplimiento de la palabra, haciendo lo que se dice y diciendo lo que se hace.
  2. La concordia política, respetando la pluralidad ideológica del municipio.
  3. La austeridad en el ejercicio de la función pública.
  4. El fortalecimiento del estado de derecho.
  5. La coordinación institucional con los órdenes de gobierno y los poderes públicos.

 

La tarea de gobernar no admite distracciones de ninguna índole. Gobernar es concentrarse en cumplir con los compromisos firmados, dentro del periodo de tiempo que comprende el mandato constitucional.

 

En Cuautitlán Izcalli todos los problemas tienen su origen en dos factores: por un lado, la creciente demanda de servicios públicos derivada de un crecimiento urbano desordenado; y por otro lado, la insuficiencia de recursos públicos agravada por su deficiente aplicación al momento hacer frente a las demandas sociales.

 

Esto explica el incremento de la inseguridad pública y de la violencia; el cada día más grave desabasto de agua; la deficiente recolección de basura; la falta de pavimentación, de infraestructura urbana y de espacios públicos recreativos; el mal estado de las calles y vialidades.

 

Sería ingenuo y demagógico decir que en tres años de gobierno se resolverán todos los problemas del municipio. Eso equivaldría a ignorar no solo la profunda crisis económica que vive el país, sino la crisis más grave que resulta de la escasez de agua en el altiplano mexicano.

 

Ante la problemática no nos paralizamos o la usamos como pretextos.

 

Estamos ya trabajando en las soluciones mediante un plan de gobierno realista, austero y viable que, hoy, someto a consideración de este Cabildo y de la ciudadanía.

 

Cuatro son los retos que engloban las acciones de este gobierno municipal:

  1. El reto político,
  2. El reto social,
  3. El reto económico y
  4. El reto administrativo.

 

RETO POLÍTICO

 

La gobernabilidad que significa construir y mantener una relación de concordia en el funcionamiento del cabildo y del ayuntamiento.

 

El tratamiento de los asuntos públicos requiere de una conducta institucional, basada en el respeto, el diálogo y los acuerdos.

 

Como integrantes de este órgano colegiado de gobierno, los síndicos, los regidores y la presidenta municipal debemos hacer un solo frente en beneficio de los ciudadanos, dejando de lado estridencias y conflictos estériles que obstruyan la capacidad de acción del ayuntamiento.

 

Así y solo así, es posible avanzar más rápido y con mayor intensidad en la atención a las demandas sociales.

 

La tranquilidad y la paz social son aspiraciones en el país, en el estado y en nuestro municipio, que solo son alcanzables mediante el ataque frontal al crimen en las calles, en el transporte y en las casas, en un marco de respeto a los derechos humanos; pero todo esto no es suficiente, requiere ser complementado con la apertura de oportunidades educativas y laborales para jóvenes.

 

Ante los graves problemas de la inseguridad, ninguna instancia de gobierno es ajena o es capaz de resolverlo por sí misma. Por eso, la coordinación institucional entre los órdenes de gobierno y los poderes públicos es fundamental para sumar esfuerzos, presupuestos y voluntades.

 

Parte sustancial de este problema es la estigmatización de todos los policías, ocasionada por la corrupción de unos cuantos. Esta injusta valoración hacia los cuerpos policiacos demerita su autoridad, resta respeto a los buenos policías ante la población y ofende a las familias de aquéllos que han perdido la vida en el cumplimiento de su deber.

 

Por eso resulta muy importante atender este problema en doble vía: combatiendo la impunidad y estimulando a los buenos elementos con el mejoramiento de sus condiciones de vida.

 

La conducta institucional será la base de actuación de mi gobierno, porque repercute en el bienestar social agilizando trámites, acortando tiempos y posibilitando el acceso a mayores recursos; pero no solo eso, también fortalece a las figuras de autoridad y así, al Estado mexicano.

 

La conducta institucional es vital para nuestro municipio, pues formamos parte de una metrópoli en permanente expansión. Esto significa que compartimos responsabilidades con otros municipios, con el Estado, con el Distrito Federal y con la federación.

 

Este municipio está dispuesto a sumar esfuerzos y presupuestos al de los gobiernos estatal y federal para avanzar en obras públicas y en programas sociales para el beneficio de los habitantes de la región.

 

RETO SOCIAL

 

Los servicios públicos de calidad y con calidez son la prioridad para este ayuntamiento. Como instancia de gobierno más cercana a la gente, vamos a cumplir con este objetivo…

 

  • Recolectando
    la basura como lo demanda la población, con puntualidad en todas las colonias y localidades del municipio.

 

  • Vamos a trabajar para que, una vez superada la emergencia hidráulica que afecta a todo el centro del país, se amplié la cobertura en el suministro de agua a los izcallienses de manera oportuna y suficiente; este tema implica una actitud ciudadana responsable haciendo un uso racional y mesurado de este vital líquido, cambiando los patrones de derroche en su consumo.

     

  • Vamos a hacer posible que las lámparas del alumbrado público cumplan su propósito de iluminar las calles y las colonias.

     

  • Vamos a construir y a desazolvar ductos de drenaje que eviten la contaminación.

     

  • Vamos a dignificar los mercados y las áreas verdes que son vitales para el abasto de alimentos y la recreación social, respectivamente.

     

  • Vamos a construir, con la participación de la sociedad, calles, banquetas y vialidades.

     

  • Vamos a buscar mejores alternativas de ordenamiento vial que permita un tránsito fluido de vehículos.

     

  • Vamos a fomentar las expresiones culturales, que dan identidad al municipio y que contribuyan a la celebración del Bicentenario de la Independencia Nacional y al Centenario de la Revolución Mexicana.

     

  • Vamos a plantar árboles y a cuidar el medio ambiente.

     

Un asunto de particular importancia es coadyuvar en la ampliación de los programas sociales que acertadamente está realizando el Gobierno del Estado de México, principalmente los programas alimentarios para atender la grave situación que padecen hombres, mujeres y niños que viven en condiciones de pobreza extrema.

 

La obra pública más importante por la inversión, la generación de empleos y el beneficio social que conlleva es la construcción del Hospital General de Cuautitlan Izcalli, misma que impulsaremos de la mano del Gobierno del Estado de México y del federal.

 

RETO ECONÓMICO

 

El desarrollo del municipio debe estar fincado en la ley, el orden y la competitividad.

 

Las inversiones productivas, las que generan empleos y bienestar social, son bienvenidas al municipio. Intensamente trabajaré para que Izcalli vuelva a ser referente de progreso, de unidad y de trabajo.

 

Pero que quede claro: el mandato de las urnas me obliga a trabajar para poner orden en el crecimiento urbano.

 

Por eso voy a moderar los asentamientos humanos que se realicen en el territorio municipal, asegurando que sean viables, sustentables y congruentes con la disponibilidad de los servicios públicos, principalmente con el agua.

 

También estamos obligados a verificar que los desarrollos habitacionales ya establecidos, cumplan con todas y cada una de las normas de desarrollo urbano, incluyendo el equipamiento al que de acuerdo a la ley están obligados a proporcionar.

 

La relación entre el ayuntamiento y los desarrolladores urbanos requiere de especial observación para evitar el conflicto de intereses que denigran el servicio público en detrimento del interés social.

 

RETO ADMINISTRATIVO

 

Las actuales circunstancias financieras del ayuntamiento, limitan el margen de maniobra y reducen la capacidad de respuesta.

 

Ante la insuficiencia presupuestaria y las crecientes demandas sociales, el funcionamiento de la administración pública municipal debe ser austero y eficiente.

 

 

Ofrecemos profesionalismo, transparencia y honestidad en la operación de la administración. Rechazamos la improvisación, la opacidad y el conflicto de intereses que en esencia es corrupción.

 

Trabajaremos con las personas idóneas a fin de que, con pericia administrativa, captar y ejercer el presupuesto de manera oportuna y eficiente.

 

La presidenta municipal, los síndicos, los regidores y los servidores públicos que formamos parte de este gobierno, estaremos dedicados a servir de tiempo completo sin distracciones, sin displicencias y sin arrogancias.

 

A mis compañeros de trabajo les digo que a partir de hoy empieza la cuenta regresiva
para cumplir, lo que ofrecimos en campaña.

 

Señoras y señores:

 

Cuautitlan Izcalli es, orgullosamente, nuestra casa. Hoy, tengo el privilegio y el deber de restaurarla, de cuidarla y de proyectarla a un futuro mejor.

 

Todos tenemos cabida en esta tarea. Al estudiar los jóvenes cumplen esta responsabilidad; lo mismo hacen los empresarios al generar puestos de trabajo, los obreros al producir, los campesinos al cultivar, los maestros al enseñar, las amas de casa al gobernar sus hogares. Y así también los deportistas, los comerciantes, quienes ejercen un oficio y nuestros queridos adultos mayores.

 

Izcalli, nuestra querida casa, nos involucra a todos por igual.

 

¡Pongamos lo mejor de nosotros!

 

Muchas gracias.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: